Cuatro personas muertas en incendio en mansión de New Jersey, una con un disparo

Misteriosos sonidos como explosiones han ocurrido en el planeta, los científicos intrigados

En días recientes, Daily Mail publicó un artículo en donde se destapa un extraño hecho que tiene preocupados y ocupados a científicos de todo el mundo, pues en lo que va de 2017, se han registrado cerca de 64 potentes estallidos, sin razón aparente, en diferentes partes del mundo.

Algunos de estos hechos ocurrieron en Estados Unidos, Reino Unido Australia y Nueva Zelanda. El más reciente se registró el pasado 14 de noviembre en el estado de Alabama, en donde varios habitantes publicaron en redes sociales cómo una explosión, denominada “Bama Boom”, sacudió sus hogares.

La suma registrada alcanza los 64. Pero pueden ser muchos más. Sin embargo, nadie puede explicar con precisión qué son o de qué se trata.


El Servicio Meteorológico Nacional de Birmingham, de ese estado norteamericano, envió un mensaje esta semana sobre el particular y desconocido fenómeno. "Se oyó un fuerte estruendo: no vemos nada que indique fuego/humo de gran tamaño en el radar o el satélite; nada en USGS (Servicio Geológico de los Estados Unidos) que indique un terremoto".

Según el medio australiano 9News, un hecho similar ocurrió el pasado 10 de octubre en Cairns, Queensland. Los científicos e investigadores intentan determinar si se pudo tratar de explosiones sónicas, sismos, meteoros y ejercicios militares. Por ejemplo, en el caso australiano, el día anterior, un caza FA-18 Hornet había sobrevolado el área. Pero las autoridades descartaron que se hubiera tratado de una de sus naves.

En la revista “Mechanics”, algunos especialistas en el tema coinciden en que estas explosiones efectivamente son producto de vuelos militares realizados con aviones supersónicos que no se anuncian, aunque hasta ahora, la Fuerza Aérea de los EEUU no se ha pronunciado respecto a este hecho.

Otros aseguran que se trata del sonido que hacen los meteoritos provenientes de la lluvia anual de estrellas Leónidas o bien, que se tratan de explosiones relacionadas con algún tipo deentrenamiento militar; sin embargo, hay quienes descartan ambas teorías, pues los astrónomos aseguran que estos meteoritos son demasiado pequeños para generar semejante estruendo.

Quienes han sido testigos de estas misteriosas explosiones las describen como si se tratara de “una ráfaga de escopeta o fuegos artificiales”.


En la Península Eyre, en el sur de Australia, quince días después, volvió a repetirse la experiencia. Una fuerte explosión o estruendo conmovió a los pobladores del área. Pero el sonido se produjo cuando un meteorito azul atravesó el cielo. Lisa Watson, de Port Lincoln, señaló a un medio local que la luz se hizo cada vez más grande y que fue un gran destello del que parecían salir chispas. "Llegué a casa y oí dos explosiones masivas, tal vez con un segundo de diferencia, y luego el cielo se iluminó de nuevo… Sentí que toda la tierra temblaba dos veces", indicó Watson a News Corp.

En Gales, lo mismo ocurrió en mayo pasado, sin ningún tipo de explicación por parte de las autoridades. Tan solo sucedió. Un área específica de la NASA investiga desde entonces estos sonidos estruendosos, pero sin una respuesta definida.

En algunas de las locaciones que experimentaron el fenómeno, ya se bautizó a los sonidos como Bama Boom. A lo largo de 2017 y hasta el momento, fueron registrados 64 lugares diferentes donde se escucharon las detonaciones. Algunos de los sitios fueron —además de los nombrados— Michigan, Lapland, St. Ives, Swansea y Yorkshire.


El meteorólogo y difusor James Spann también confirmó el hecho ocurrido en Alabama y en otros lugares del planeta. Además, enumeró las ciudades en que se escucharon los estruendos que despertaron la curiosidad de la población y encendieron las alarmas en la NASA.

El lunes, en las ciudades de Brighton y Lochbuie, Colorado, también se repitió la experiencia. La explosión fue, en principio, escuchada por los asustados habitantes alrededor de las 9 p. m. El Jefe de la Policía de Lochbuie, Tracey McCoy, indicó que se comunicó con la Administración de la Aviación Federal, desde cuya oficina le informaron que en ese horario no hubo actividad aérea.

De momento no hay explicación para tales sonidos y el misterio aumenta.

24 de Noviembre 2017