Ivanka Trump aterrizó en Corea del Sur para cierre de Juegos Olímpicos

Revelaciones de Wikileaks, equipo de Clinton consternado por escándalo de correos electrónicos

Unos nuevos correos filtrados por WikiLeaks revelaron la consternación de una asesora próxima a la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, con algunos de sus consejeros por el caso del uso de un servidor privado de e-mails.

Uno de los correos revelados es un mensaje de Neera Tanden, integrante del llamado ‘equipo de transición' preparado por la campaña de Clinton, del 2 de marzo de 2015, el mismo día en el diario The New York Times reveló que Clinton había empleado un servidor privado de mensajería cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

En el mensaje -enviado a John Podesta, quien en ese momento preparaba la campaña de Clinton- Tanden se cuestionó por qué el equipo de la ex secretaria de Estado no había resuelto el caso antes de que se transformara en un escándalo.

“¿Por qué no se libraron de eso hace 18 meses? Es una locura”, escribió Tanden a Podesta ese 2 de marzo, después de las revelaciones del periódico. “Es increíble”, respondió Podesta.

Luego, Tanden trató de responder a su propia pregunta: “Creo que sé la respuesta. Querían salvarse”, escribió.

Y en otro mensaje, Tanden apuntó que el escándalo “es como nuestro Talón de Aquiles. O kriptonita”.

WikiLeaks también filtró un correo de Cheryl Mills, una auxiliar de Clinton en el Departamento de Estado, donde decía: “Debemos limpiar esto”, en referencia al caso.

Estos mensajes revelados por WikiLeaks forman parte de un paquete de miles de correos obtenidos irregularmente de la cuenta de Podesta.

La campaña de Clinton no ha confirmado ni negado la autenticidad de esos mensajes, pero al mismo tiempo insiste en que Rusia está detrás de la invasión a la bandeja de correo de Podesta, para influenciar la elección presidencial del 8 de noviembre en favor del republicano Donald Trump.

Entre los mensajes divulgados se incluyen intercambios en los que Tanden y Podesta discuten las fragilidades de la candidatura de la propia Clinton.

“Su incapacidad para hacer una entrevista de alcance nacional y comunicar sentimientos genuinos de remordimiento y arrepentimiento, me temo, ya se está convirtiendo en un problema de personalidad”, escribió Tanden.

Podesta, en tanto, apuntó que la campaña “ha recibido mucha agua que será difícil bombear hacia afuera del barco. Casi todo está relacionado con decisiones terribles tomadas antes de la campaña, pero mucho también tiene que ver con su instinto”.

AFP

26 de Octubre 2016