Testigo clave de la investigación del juicio político Trump calienta las audiencias

Proponen en la Florida dos proyectos para prohibir las ciudades santuarios

La Legislatura de Florida presentó dos proyectos de ley para prohibir las ciudades santuario en estado, uniéndose a las órdenes del presidente Donald Trump, que amenazó con recortes federales a aquellas jurisdicciones que protejan a los indocumentados.

Ambas cámaras del legislativo, de mayoría republicana, presentaron esta semana sendas iniciativas que prohíben a las ciudades, condados y al estado restringir "información sobre el estatus migratorio de una persona" y multan a aquellas que incumplan.

En su primera semana de mandato, el presidente republicano ordenó la interrupción de ciertos fondos federales a las llamadas "ciudades santuario", que se rehúsan a programas federales migratorios que no son de obligatorio cumplimiento.

Ciudades como Chicago, Nueva York y Los Ángeles han retado estas medidas de Trump, mientras que en Florida, el condado Miami-Dade acogió dichas órdenes, lo que ha sido respondido con protestas.

El alcalde del condado, Carlos Giménez, instó a sus funcionarios a reanudar las retenciones prolongadas de indocumentados solicitadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), pese a que son "inconstitucionales" cuando carecen de una orden de un juez.

Las medidas contra las políticas santuario en Florida son impulsadas por el senador Aaron Bean y el representante Larry Metz y se suman a otras que endurecen las penas a indocumentados y encarecen las matrículas para estudiantes universitarios indocumentados.

Grupos a favor de le inmigración lamentaron las iniciativas y aunque recordaron que medidas similares han fracasado en el pasado, esta vez cuentan con el impulso de tener un presidente con una agenda de mano dura contra los inmigrantes.

Además de la construcción del muro en la frontera con México, Trump decretó crear más centros de detención para indocumentados, ampliar el número de agentes de control fronterizo y prohibió la entrada de visitantes de siete países, de mayoría musulmana, medida que fue bloqueada temporalmente en las cortes.

En Florida, el representante Dane Eagle presentó otro proyecto encaminado a "reclasificar" y endurecer la sentencias en caso de que el delito sea cometido por indocumentados.

García señaló que proyectos como estos buscan "criminalizar a la comunidad de inmigrantes que solo está tratando de conseguir una vida mejor".

Por otro lado, los jóvenes indocumentados de Florida pueden perder el beneficio de pagar matrículas universitarias como residentes otorgado por una ley de 2014, que ahora podrá ser revocada si se aprueba un proyecto presentado por el republicano Greg Steube.

El republicano busca revocar una ley que permite a los "soñadores" pagar sus estudios universitarios al mismo costo que lo hacen los residentes legales del estado, que suele ser hasta una tercera parte menos.

Esta ley fue aprobada en 2014 y considerada histórica tras una lucha de más de diez años de grupos a favor de la inmigración en un estado de gran población de inmigrantes.

Estas medidas serán consideradas a partir del próximo 7 de marzo cuando se inician las sesiones en la Legislatura de Florida.

Con información de EFE
10 de Febrero 2017