Fallece Kobe Bryant, su hija también muere en el accidente del helicóptero

Tras tener razón con el Air Force One y su alto costo, Trump esta en Louisiana

El presidente electo Donald Trump viajó el viernes a Louisiana para hacer campaña a favor de su partido antes de una segunda ronda electoral para el Senado estatal, con la esperanza de reforzar su mayoría republicana.

También tenía previsto visitar Grand Rapids, en Michigan —un estado que le ayudó a derrotar a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton en las elecciones del mes pasado— para seguir con presentaciones de agradecimiento a los votantes.

La campaña de Trump buscaba respaldar al republicano John Kennedy en Baton Rouge, Louisiana.

Antes de su viaje, el mandatario electo se reunió con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, para analizar prioridades políticas.

Aunque durante la pasada campaña presidencial Trump estuvo a menudo en desacuerdo con el establishment de su partido, el futuro presidente de Estados Unidos ha recibido un amplio apoyo de parte de los líderes republicanos desde las elecciones. Aun así, tiene razones para consolidar su apoyo dentro del partido, más próximamente en Louisiana.

Kennedy, quien es el tesorero del estado, se enfrenta el sábado contra el comisionado de Servicio Público Foster Campbell, un demócrata, por el escaño que dejó el jubilado senador republicano David Vitter. Ninguno de los dos rivales ganó la mayoría en las primarias de noviembre, lo que llevó a la segunda ronda. Las encuestas han mostrado que Kennedy tiene una ventaja cómoda.

Los republicanos tendrán una mayoría estrecha en el Senado el próximo año si retienen el escaño de Louisiana. Trump ha avalado a Kennedy y el vicepresidente electo Mike Pence hizo campaña a su favor la semana pasada en Nueva Orleans.

Trump también está trabajando en el proceso de elegir a varios mandos de su administración. La representante del estado de Washington, Cathy McMorris Rodgers, ha surgido como una candidata importante que podría dirigir el Departamento del Interior, según una persona involucrada en la transición.

La selección anunciada el miércoles por Trump de que el ejecutivo de comida rápida Andrew Puzder dirigirá el Departamento de Trabajo fue fustigada por varios sindicatos y otras organizaciones defensoras de los derechos de los trabajadores. Puzder, que dirige CKE Restaurants Holdings —la matriz de Carl's Jr., Hardee's y otras cadenas— representa la llegada de otro empresario a su equipo de gobierno.

"Las familias estadounidenses necesitan un Departamento de Trabajo que defienda los salarios, la seguridad jubilatoria y la seguridad de los trabajadores, no uno centrado en la reducción de su paga", opinó la lideresa de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California.

AP

9 de diciembre 2016