Israel advierte que es solo el comienzo, Hamas dispara lluvia de cohetes a Tel Aviv

Biden pone en duda la capacidad del Senado para condenar a Trump en juicio político

El lunes, el presidente Joe Biden puso en duda la capacidad del Senado para condenar al expresidente Donald Trump, justo cuando los lideres de la Cámara de Representantes transmitían un artículo formal a la cámara que pondrá en marcha su histórico juicio.

El expediente del juicio político contra el expresidente fue entregado la noche del lunes al Senado tras procesión formal en el Capitolio.

Biden, quien sirvió durante décadas en el Senado y una vez presidió el Comité Judicial, minimizó las posibilidades de éxito de los gerentes demócratas antes de que hubieran comenzado a presentar su caso.

"El Senado ha cambiado desde que estuve allí, pero no ha cambiado tanto", le dijo a CNN el lunes por la noche, después de un fin de semana en el que los republicanos del Senado parecían estar haciendo cola contra el juicio político.

Pero en medio de una serie de declaraciones vagas sobre su posición en el juicio político, Biden también dijo que el juicio era una necesidad.

"Creo que tiene que suceder", dijo, en medio de preocupaciones de que podría poner en peligro la confirmación de su gabinete y lo que espera sea un estallido de acción legislativa.

Dijo que habría 'un efecto peor si no sucediera', lo que indica que Biden cree que el juicio es necesario para la rendición de cuentas.

Los congresistas demócratas designados "fiscales" para el juicio político contra Trump presentaron formalmente este lunes el acta de acusación en el Senado, marcando la apertura oficial del proceso sin precedentes contra el expresidente por supuesta "incitación a la insurrección", en la asonada al Capitolio, lo que desencadenará el segundo juicio político de un expresidente estadounidense promovido por los demócratas y apoyado por algunos legisladores republicanos.

Los fiscales de la Cámara de Representantes presentaron el único cargo de “incitación a la insurrección” después de hacer el recorrido ceremonial por el Capitolio hasta el Senado. Pero las críticas republicanas hacia Trump se han enfriado desde los disturbios del 6 de enero. Y ahora, los republicanos están presentando argumentos contra la legitimidad del juicio y cuestionan si las repetidas demandas de Trump de anular la elección de Joe Biden equivalen realmente a una incitación.

Los demócratas controlan la Cámara de Representantes. Pero su mayoría en la Cámara Alta es muy frágil: ocupan 50 de los escaños frente a los otros 50 de los republicanos. En caso de empate, es la vicepresidenta Kamala Harris quien tiene el voto decisivo.

Pero se necesitan 60 votos para someter a votación las principales reformas. Y dos tercios del Senado para condenar a Trump, un objetivo que parece difícil de lograr, incluso aunque su influyente líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, no descartó votar por la condena.

"Encuentro este juicio estúpido", señaló el senador republicano Marco Rubio el domingo en Fox. "El país ya está en llamas y es como echar gasolina a este fuego".

Otros incluso esperan bloquear por completo la celebración del juicio, declarando inconstitucional juzgar a un expresidente.

Gran crítico de Trump, el senador republicano Mitt Romney es una de las pocas voces de su partido que apoya el procedimiento, aunque no se ha pronunciado públicamente sobre su voto. Romney fue el único republicano que condenó al magnate inmobiliario en su primer juicio político.

Agencias

25 de enero 2021