Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

Desorden fuera de control en Miami Beach, extienden el toque de queda por tres semanas

La ciudad de Miami Beach ha declarado un estado de emergencia que incluye un toque de queda a partir de las 8 P.M mientras la policía y los funcionarios electos reaccionan con indignación ante el caos y mal comportamiento de las grandes multitudes y la anarquía durante las vacaciones del Spring Break.

Esta ciudad ha caído en una decadencia total que ha provocado que muchos eviten visitarla. Muchos están calificando de inepto al alcalde que no ha sabido lidiar con el problema y culpa al gobernador Ron DeSantir por la situacion que se ha repetido anualmente durante el Spring Break.

El Domingo el consejo municipal decidió extender el toque por tres semanas a partir de las 8.00 PM , con el propósito de ayudar a controlar a la población que se desplaza sin permisos ni mascarillas para acudir a eventos en vacaciones de primavera.

La comisión decidió por unanimidad que el toque de queda debería extenderse por los próximos tres fines de semana y aplicarse de jueves a domingo hasta al menos el 12 de abril, que es el final oficial de las vacaciones de primavera.

El domingo por la noche, South Beach enfrentará su segunda noche de toque de queda obligatorio en el distrito de entretenimiento de la ciudad o en la Zona de Alto Impacto. El toque de queda de 8 pm a 6 am es para el área delimitada desde la 5th Street al sur, 16th Street al norte, Pennsylvania Avenue al oeste y Ocean Drive al este.

La policía uso gas pimienta para controlar las desordenadas multitudes en South Beach el sábado por la noche cuando las fuerzas del orden intentaron hacer cumplir un toque de queda recién impuesto.

También se cerraron varias carreteras y puentes de accesos a Miami Beach, medidas establecidas por las autoridades para frenar el aumento de la delincuencia.

El toque de queda en el Distrito de Entretenimiento entró en vigencia a las 8 pm pero a pesar del anuncio e incluso de que la policía le informo al publico, muchos se quedaron como si las reglas no se aplicaran para ellos.

Horas después que entro en vigor el toque de queda, grandes multitudes todavía se movían alrededor de Ocean Drive sin aparentemente ninguna intención de ir a ninguna parte.

“Por la noche no hay duda de que se salió un poco de control”, dijo el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber.

El hotel Clevelander South Beach anunció que suspenderá temporalmente todas sus operaciones de bebidas y comidas hasta el 24 de marzo por lo menos, después que miles de vacacionistas de primavera han repletado Ocean Drive con peleas casi todas las noches por todas partes y dejando de pagar grandes cantidades de dinero en los restaurantes donde se iban y no pagaban.

Nada de estos en nuevo es el mismo panorama desde que Miami Beach ha caído en desgracia por estas fiestas y visitantes fuera de control, aunque en tiempo normal los delitos se han disparado en la ciudad, aunque su gerencia trata ocultarlo.

El hotel continuará sus operaciones y su servicio a los huéspedes, pero no abrirá los restaurantes, entre ellos Clevelander Kitchen and Bar, el C-Level Rooftop Terrace, y el Game On sports bar que da a la piscina y al patio.

El popular hotel se convirtió en un campo de batalla, con las mesas y las sillas de mimbre lanzadas hacia todas partes, según un video en las redes sociales. Un usuario dijo en un video que un enorme grupo de personas aprovechó la confusión como una oportunidad para escapar del lugar sin pagar la cuenta de $20,000 que habían consumido.

“El pasado fin de semana, hubo una estampida muy cerca de nosotros, y muchas personas penetraron en nuestra propiedad, corriendo, entrando al restaurante, a la cocina, al vestíbulo”, dijo Jessica Francos, vicepresidenta de operaciones de Jesta Hotels. “Hemos podido comprobar que la situación está fuera de control, y entonces ayer, pasó otra vez”.

En las redes sociales se puede ver a descontrolados fiesteros peleando enloquecidamente con la policía, y agentes adicionales de la Policía de Coral Gables y del Condado Miami-Dade han tenido que ser desplegados en la ciudad balneario.

“Cada vez estamos más preocupados por la seguridad de nuestros dedicados empleados y estimados clientes, y la habilidad de la ciudad para mantener un ambiente seguro en el área”, dijo un comunicado que el Clevelander dio a conocer. En el documento, se señala que los empleados cobrarán sus salarios completos mientras los restaurantes permanezcan cerrados.

“En los próximos días volveremos a evaluar la situación, y entonces decidiremos si abrimos o seguimos temporalmente cerrados”, continuó diciendo el comunicado. “Los empleados del Clevelander cuentan con todo nuestro respaldo”.

El toque de queda, junto con el cierre de carreteras y negocios, fue anunciado solo cuatro horas antes por los líderes de la ciudad.

“Francamente, me preocupa que el comportamiento se esté volviendo menos manejable”, dijo el jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements.

Los líderes de la ciudad dijeron que las restricciones son todas un esfuerzo por prevenir multitudes, detener el crimen y la violencia que la ciudad dijo que algunos Spring Breakers han traído a Miami Beach.

“La conclusión es que la ciudad tiene que proteger a los visitantes, sus residentes, la policía y todos en ella”, dijo Gelber.

Ese toque de queda que ahora se está aplicando en el Distrito de Entretenimiento incluye Ocean Drive, Collins y Washington Avenues, y se expande hacia el norte desde 5th Street hasta 16th Street.

Las restricciones estarán vigentes durante las próximas 72 horas.

Los líderes de la ciudad planean reunirse el domingo para discutir cuánto tiempo quieren mantenerlos.

21 de marzo 2021