Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

McConnell dijo que están dispuestos a votar por un juez a la Corte Suprema

El presidente Donald Trump ha señalado que nominará a un sustituto de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg `` sin demora '', estableciendo una batalla de confirmación extraordinaria en el Senado pocas semanas antes de las elecciones.

“Nos pusieron en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por las personas que con tanto orgullo nos eligieron, la más importante de las cuales se ha considerado durante mucho tiempo como la selección de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. ¡Tenemos esta obligación, sin demora! ' Trump tuiteó el sábado por la mañana desde la Casa Blanca.

El tuit estaba dirigido a la cuenta principal del Partido Republicano, en un aparente grito de guerra para que el partido avance y confirme a su candidato antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Trump también retuiteó un comentario señalando que el obstruccionismo para los nominados judiciales había sido abolido primero por el exlíder de la mayoría demócrata Harry Reid, eliminando la supermayoría de 60 votos que alguna vez se necesitaba para confirmar a los jueces federales.

'¡Gracias Harry!' comentó Trump. En noviembre de 2013, los demócratas del Senado liderados por Reid utilizaron la llamada 'opción nuclear' para eliminar la regla de los 60 votos sobre nombramientos judiciales federales, pero no para la Corte Suprema. En 2017, la mayoría republicana en el Senado extendió la opción nuclear a la Corte Suprema para confirmar al juez Neil Gorsuch.

Trump había retuiteado a un exfuncionario de la administración Obama que escribió: "Harry Reid pasará a la historia por haber entregado la corte a los conservadores cuando dio el primer paso para eliminar el requisito de 60 votos para la confirmación".

El lider de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que están dispuestos a votar en la cámara alta una eventual nominación de un juez de la Corte Suprema nominado por el presidente Donald Trump.

No está claro si McConnell se refería a una votación antes de las elecciones presidenciales de noviembre. “Desde la década de 1880, ningún Senado ha confirmado a un candidato a la Corte Suprema del presidente de un partido opuesto en un año de elecciones presidenciales”, dijo en su comunicado de prensa.

“Los estadounidenses reelegieron nuestra mayoría en 2016 y la expandieron en 2018 porque nos comprometimos a trabajar con el presidente Trump y apoyar su agenda, en particular sus destacados nombramientos para el poder judicial federal”, agregó McConnell en Twitter.

Donald Trump nombra antes de la elección del 3 de noviembre al sucesor de la magistrada de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, fallecida el viernes.


Su muerte abre inmediatamente una batalla por el asiento que deja vacante: Trump probablemente busque nominar a un nuevo magistrado antes de los comicios presidenciales y su oponente, el candidato demócrata Joe Biden, insista en que sea el ganador de las elecciones el que elija a un sucesor.

“Nosotros prometimos trabajar con el presidente Trump y apoyar su programa, especialmente sus notables selecciones para los puestos de jueces federales”, declaró el jefe del Senado, Mitch McConnell, en un comunicado.

“Una vez más, mantendremos nuestra promesa. El candidato del presidente Trump tendrá derecho a una votación en la sede del Senado”, dijo.

Esta jugada sería inédita en la historia moderna y ciertamente enfadará a los demócratas, que ya se apresuraron a pedir a McConnell que espere para llevar una nominación a consideración del Senado al menos hasta enero, cuando el control de la Casa Blanca y de la cámara alta podría cambiar.

Los votantes deben escoger un presidente y el presidente debe escoger a un magistrado para consideración del Senado”, dijo Biden a periodistas tras la muerte de la jueza de 87 años.

“Esta fue la decisión que el Senado republicano tomó en 2016 cuando faltaban casi 10 meses para la elección. Esta es la posición que el Senado de Estados Unidos debe tomar hoy”, añadió.

Biden se refería a la negativa de McConnell en febrero de 2016 de presentar un nominado de Barack Obama a votación del Senado para reemplazar al fallecido juez Anthony Scalia -250 días antes de la elección presidencial de ese año y bajo la premisa de que la fecha de los comicios era muy cercana.

La histórica jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, murió este viernes a los 87 años. En un comunicado, el máximo tribunal indicó que estaba “rodeada por su familia en su casa de Washington DC” y que su deceso fue consecuencia de un cáncer pancreático.

Ginsburg, quien se convirtió en un ícono cultural por sus posturas progresistas -especialmente en materia de género- ocupó una de las nueve bancas de la Corte Suprema estadounidense por más de 27 años. Fue la segunda mujer en llegar a ocupar un puesto de esa jerarquía.

“Nuestra nación ha perdido una jurista de magnitud histórica. En la Corte Suprema perdimos una valiosa colega. Hoy estamos de luto, pero con la confianza de que generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocíamos - una incansable y resuelta defensora de la Justicia”, expresó el presidente del tribunal, el juez John Roberts.

Agencias

19 de septiembre 2020