Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

Cuomo bajo investigación del FBI y la Fiscalia de N.Y tras monstruoso encubrimiento

Actualizado:

18 de febrero 2021

Tras una semanas de denuncias contundentes en medios de comunicacion, especialmente en The New York Post, el fiscal estadounidense en Brooklyn y el FBI han iniciado una investigación preliminar contra la Administración del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, por ocultar las muertes por coronavirus en hogares de ancianos.

En las últimas semanas, se ha conocido que la cifra de personas mayores internadas en residencias que han muerto a causa de la enfermedad asciende a 15.000, casi el doble de las cifras ofrecidas por las autoridades de Nueva York, que en un primer momento aseguraron que fueron 8.500.

The New York Times reporta que los líderes demócratas del Senado del estado de Nueva York ya estarían estudiando despojar a Cuomo de los poderes de emergencia que se le otorgaron durante la pandemia.

Cuomo admitió la cifra superior de muertes respecto a las ofrecidas hasta el momento, aunque no se disculpó por la falta de transparencia en la emisión de cifras del coronavirus, solo calificó de “error” la diferencia de muertes.

Según un informe, este desequilibrio en las cifras se debe a que la Administración excluyó de las cifras oficiales a los residentes que murieron fuera de las instalaciones.

Según fuentes del Times Union, la investigación se estaría centrando en esta etapa inicial en el trabajo de algunos de los miembros de alto rango del grupo de trabajo del gobernador.

12 de febrero 2021

Continua aumentado el mega escándalo de la administración del gobernador de New York, Andrew Cuomo, que oculto las cifras de muertos sobre el coronavirus para no enfrentar una investigación federal y para evitar que el ex presidente Donald Trump se enterara. Desde ambos partidos están pidiendo una investigación criminal y las críticas aumentan a medida que se conocen más detalles del monstruoso ocultamiento.

A pesar que esta historia recorre el país, los medios a favor del partido Demócrata casi rayan en el silencio, aunque en la tarde del viernes comenzaron a reseñar la historia ante las proporciones del escándalo y los fuertes pedidos para que se inicie una investigación criminal.

Durante la pandemia Cuomo daba conferencias de prensa diaria donde alardeaba de ser un líder para controlar la pandemia y hasta hacia bromas con su hermano presentador de CNN. Para ese entonces algunos hasta querían que fuera el presidente de Estados Unidos.

Según los informes, la mayoría de la Asamblea del Estado de Nueva York está considerando rescindir los poderes de emergencia otorgados al gobernador Cuomo para manejar la pandemia de coronavirus después de que su principal ayudante admitiera que su administración escondió información condenatoria sobre las muertes entre los pacientes de hogares de ancianos.

En la tarde del viernes el escandalo escalo al punto que pedían la renuncia de Cuomo o el impeachment.

La noticia se conoció después que llegara una grabación de la reunión de la ayudante principal con legisladores Demócrata, que tampoco salieron a contarlo a los medios inmediatamente que se conoció la perturbadora confesión.

Melissa DeRosa, secretaria principal de Cuomo, admitió que los funcionarios se 'congelaron' en agosto cuando el Departamento de Justicia del ex presidente Donald Trump pidió los datos, solicitud que fue rechazada por el gobierno de Cuomo para evitar que se conociera el la cantidad de muertos reales durante la pandemia.

DeRosa dijo a los legisladores: 'Estábamos en una posición en la que no estábamos seguros de si lo que íbamos a dar al Departamento de Justicia, por temor que se usaría en nuestra contra mientras no estábamos seguros de si iba a haber una investigación federal '.

Los datos permanecieron en secreto durante meses hasta enero, cuando un informe impactante de la oficina de la procuradora general de Nueva York, Letitia James, dijo que el estado había subestimado el número de muertes en hogares de ancianos hasta en un 50 por ciento.

Al parecer, un número creciente de demócratas se está uniendo a los pedidos de los republicanos de revocación, incluido el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio.

Otros está exigiendo una investigación criminal que lleve a la cárcel a quien sea.

El viernes, 14 senadores demócratas del estado de Nueva York se unieron a los republicanos para pedir la rescisión de los poderes de emergencia pandémica de Cuomo.

"Sin excepción, la Constitución del Estado de Nueva York exige que la Legislatura gobierne como una rama de gobierno igualitaria", escribieron.

Ni la oficina de Cuomo ni la oficina del líder de la mayoría del Senado ni la oficina de la Asamblea del Estado de Nueva York han respondido la solicitud de comentarios de varios medios.

El viernes, la líder de la mayoría, la senadora Andrea Stewart-Cousins, emitió un comunicado en el que criticaba a Cuomo y afirmó que los "próximos pasos" se debatirían en una conferencia.

"Nunca se debe ocultar información crucial a entidades que están facultadas para ejercer la supervisión", escribió Stewart-Cousins.

“Siempre se trató de obtener la verdad y permitir que la información guíe nuestra respuesta. Es por eso que tuvimos múltiples audiencias y otra audiencia programada para este mes. Y por qué solicitamos esta información en primer lugar.

'La política no debería ser parte de esta trágica pandemia y nuestra respuesta a ella debe ser dirigida por la política, no por la política. Como siempre, discutiremos los próximos pasos en una conferencia '.

Ni Cuomo ni su oficina han emitido una declaración reconociendo la admisión explosiva de DeRosa, a pesar de los llamados de los legisladores locales para una disculpa pública.

El único evento que figura en su programa público para el viernes es una reunión matutina con el presidente Joe Biden y otros líderes en la Casa Blanca.

Mientras tanto, continúan aumentando las llamadas para procesar a Cuomo.

La congresista republicana de Nueva York, Elise Stefanik, dijo que las revelaciones del jueves de un encubrimiento mostraron un "abuso de poder deslumbrante y criminal", y provocaron demandas de enjuiciamiento.

El asambleísta de Nueva York, Ron Kim, un demócrata de Queens que estaba en la llamada del jueves, cuyo tío murió en un hogar de ancianos en abril y se presume que tuvo COVID-19, dijo que la disculpa de DeRosa era insatisfactoria.

"No es suficiente lo contritos que están con nosotros", le dijo al Post.

"Necesitan mostrárselo al público y a las familias, y no lo han hecho".

En la llamada del jueves, DeRosa admitió que ocultaron deliberadamente los datos a los legisladores estatales, luego de que la administración Trump comenzara a hacer preguntas.

Fuente New York Post

12 de febrero 2021