Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

Reportan otro incidente donde enjambres de ovnis destellantes persiguieron a cuatro destructores de la Marina de EE. UU.

Reportan otro extraño incidente de objetos voladores no identificados que por horas siguieron a velocidades alucinantes a barcos militares de Estados Unidos que tienen lo último en tecnología y no pudieron establecer la procedencia de las luces o drones que por horas los siguieron en la costa del pacifico

Los buques de guerra de la Armada de los EE. UU. Estacionados frente a la costa de Los Ángeles, se encontraron con enjambres de drones misteriosos, que los persiguieron a alta velocidad a pesar de la poca visibilidad, lo que provocó una investigación de alto nivel de los altos mandos militares, inclusive se involucró el FBI.

La serie de encuentros con vehículos aéreos no tripulados sospechosos, ocurrió en julio de 2019, y en unos de los casos se vio hasta seis aviones misteriosos sobre o a poca distancia de buques de guerra de la Armada de los EE. UU, cerca de un área de entrenamiento sensible en la costa oeste, reporto el portal especializado The Drive.

Según los datos de registro en la cubierta de cuatro destructores, los drones volaban a velocidades de hasta 45 millas por hora y viajaban al menos 100 millas náuticas, superando con creces las capacidades de cualquier drone disponible, o aviones no tripulados.

El incidente llamó la atención del Jefe de Operaciones Navales y del FBI , la Marina comenzó a investigar la fuente potencial de los operadores de los drones "misteriosos". Sin embargo, antes de que pudieran descubrirse respuestas concluyentes, la Marina clasificó todas las comunicaciones sobre su investigación.

The Drive que investiga armamento y tácticas militares, utilizando libros de registro de barcos y correos electrónicos internos publicados por la Marina en virtud de la Ley de Libertad de Información, pudo reconstruir la extraña serie de eventos.

El drama comenzó la noche del 14 de julio de 2019. Los registros de la cubierta del USS Kidd muestran que justo antes de las 10 pm de esa noche se vieron dos drones.

Un equipo de inteligencia a bordo responsable de documentar e investigar el contacto con embarcaciones desconocidas, conocido por sus siglas SNOOPIE, se comprometió a averiguar quiénes o qué eran los misteriosos objetos voladores.

A los pocos minutos del avistamiento, los informes muestran que el USS Kidd pasó al modo silencioso, minimizando las comunicaciones mientras buscaba determinar cuál era el nivel de amenaza.

Se puso en contacto con un buque de guerra cercano que también estaba en patrulla, el USS Rafael Peralta, que también contrató a su equipo de inteligencia fotográfica a bordo.

Varios otros destructores de la Armada de los EE. UU. que patrullaban en las cercanías comenzaron a notar luces extrañas.

El USS John Finn también informó sobre actividad de vehículos aéreos no tripulados y notó una 'luz roja intermitente' a las 10:03 pm, según su libro de registro.

Poco más de una hora después, a las 11:23 pm, el USS Rafael Peralta vio una luz blanca flotando sobre la cubierta de vuelo.

El dron pudo permanecer flotando sobre la plataforma de aterrizaje del helicóptero del destructor mientras viajaba a velocidades de 16 nudos y con poca visibilidad.

El encuentro de casi 90 minutos fue mucho más allá de la capacidad de los drones disponibles comercialmente en estos momentos.

A la noche siguiente, los drones regresaron, esta vez cuando los buques de guerra patrullaban más cerca del continente californiano.

Fueron vistos por primera vez por el USS Rafael Peralta a las 8:39 pm.

A las 8:56 pm, los registros muestran que el USS Kidd también había entrado en contacto con los drones.

"Los drones parecen haber perseguido a los barcos, incluso cuando continuaron maniobrando durante todo el incidente", informó The Drive.

Los cuadernos de navegación a bordo del USS Russell muestran que los drones pululaban por todas partes, descendiendo en elevación de 1000 a 700 pies y capaces de moverse en cualquier dirección.

El USS Russell tuvo contacto por separado con drones en nueve ocasiones en menos de una hora.

Luego, a las 9:20 pm de esa noche, el USS Kidd notó 'múltiples vehículos aéreos no tripulados' alrededor del barco.

El USS Rafael Peralta también fue perseguido por hasta cuatro drones y durante el incidente fue contactado por un crucero que pasaba, el Carnival Imagination, para decirle que también habían visto hasta seis drones.

El frenesí de tres horas de actividad continuó hasta cerca de la medianoche, sin que ninguno de los buques de guerra pudiera decir con certeza de dónde procedían los drones, a pesar de la alta tecnología que tienen a bordo.

Se notificó a los principales comandantes de la Armada, incluido el Jefe de Operaciones Navales (CNO) y el comandante de la Flota del Pacífico.

La oficina de Los Ángeles del FBI también fue convocada para investigar el incidente.

La investigación posterior encontró que solo un puñado de barcos civiles estaban en el área en ese momento que podrían haber sido utilizados como pistas de aterrizaje para los drones.

Los investigadores sospecharon que los drones pudieron haber sido lanzados desde el ORV Alguita, un catamarán en el área.

Y aunque el Alguita tenía drones a bordo, pronto se estableció que sus aviones no eran capaces de realizar tales hazañas aeronáuticas.

La inteligencia naval se incorporó a la investigación y pronto silenciaron toda la pesquisa.

El área alberga una gran base naval estadounidense en la isla Sam Clemente, donde a menudo se llevan a cabo delicadas operaciones de entrenamiento.

Poco después, la Marina clasificó la investigación, evitando que se divulgara más información a The Drive.

Hubo más avistamientos de drones más tarde en julio de 2019, y los equipos de SNOOPIE a bordo de los destructores volvieron a ser llamados para identificar los drones y averiguar de dónde venían.

El extraño incidente fue notado por primera vez por el cineasta Dave Beaty, un investigador de ovnis que filma ovnis.

En junio de 2020, tuiteó: '¿El barco de la marina #USSKidd # DDG100 se encontró con un UAP en julio de 2019 en So Cal OPAREA tratando de averiguar más? Los registros de la nave indican que se desplegó un "Equipo Snoopy", una sección de inteligencia que intenta identificar visualmente los objetos. DM si sabe más. Cerca de la isla de San Clemente.

Más tarde, transmitiendo información que había recibido de una fuente de la Marina, Beaty dijo que un miembro de la tripulación a bordo "podía verlos a simple vista y estaban casi al nivel de los ojos con el puente suspendido".

"Eran los mismos objetos en forma de tic-tac".

Beaty dijo que los avistamientos ocurrieron en las mismas áreas que otros conocidos avistamientos de ovnis en 2004, que se conoció como los 'Encuentros de Nimitz'.

The Drive destaco que quedaban preguntas 'desconcertantes' sobre cómo los drones habían podido volar con una habilidad, velocidad y maniobrabilidad tan impresionantes.

"Si los drones no fueron operados por el ejército estadounidense, estos incidentes representan una violación de seguridad muy significativa", informó.

Hace apenas unos días, el exdirector de Inteligencia Nacional reveló que EE. UU. Tiene evidencia de ovnis rompiendo la barrera del sonido sin un boom sónico y haciendo maniobras imposibles con la tecnología conocida actulamente.

John Ratcliffe, quien se desempeñó como Director de Inteligencia Nacional de Donald Trump, dijo que muchos de los incidentes aún no tienen una explicación fácil.

"Hay muchos más avistamientos de los que se han hecho públicos", dijo Ratcliffe a Fox News.

"Algunos de ellos han sido desclasificados".


Fuente The Drive

24 de marzo 2021