Israel derriba torre usada por medios y también por Hamas como centro cibernético

Israel aprueba recrudecer los ataques contra Hamas

NASA acusa a China de irresponsable por caída de escombros de cohete

9 de Mayo 2021

Un gran segmento de un cohete chino volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra y se desintegró sobre el Océano Índico, al norte de las Maldivas, el domingo, según aseguró la agencia espacial china, luego de especulaciones sobre dónde caería el objeto de 18 toneladas.

El directo de la NASA, Bill Nelson, dijo el Domingo que China “no cumple con las normas de responsabilidad” en relación con sus desechos espaciales.

“Las naciones que realizan actividades espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y los bienes en la Tierra de los reingresos de objetos espaciales y maximizar la transparencia en relación con esas operaciones”, denunció indignado en una breve declaración publicada en el sitio web de la NASA.

Los restos de un cohete chino lanzado a finales de abril cayeron el domingo en el océano Índico, tras más de una semana de especulaciones sobre el lugar de la Tierra donde se estrellaría.

Es obvio que China no cumple con las normas de responsabilidad en lo que respecta a sus desechos espaciales, apuntó Nelson.

Funcionarios en Beijing habían dicho que había poco riesgo por el segmento en caída libre del cohete Long March-5B, que lanzó el primer módulo de la nueva estación espacial de China a la órbita terrestre el 29 de abril.

“Después del monitoreo y análisis, a las 10:24 (0224 GMT) del 9 de mayo de 2021, los restos de la última etapa del vehículo de lanzamiento Long March 5B Yao-2 han vuelto a entrar en la atmósfera”, dijo la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China en un comunicado. declaración, proporcionando coordenadas para un punto en el Océano Índico cerca de las Maldivas.

8 de mayo 2021

El cohete de China, el Long March 5b de 21 toneladas está orbitando el planeta en un camino que podría llevar a que los escombros del enorme vehículo se estrellaran contra la Tierra el fin de semana, advierten los expertos.

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, lanzó este viernes una velada crítica a China al sostener que quienes operan en el espacio tienen el deber de hacerlo “de manera segura y reflexiva.

Es necesario “asegurarnos de que tenemos en cuenta ese tipo de cosas cuando planificamos y realizamos operaciones” en el espacio, agregó.


Los restos del cohete reingresarán a la atmósfera terrestre este fin de semana, y grandes bloques podrían caer en cualquier lugar del planeta, informó este martes el Pentágono, que se encuentra monitoreando su trayectoria.

Estados Unidos no tiene “por el momento” planes para derribar el cohete chino Long March 5B, que viaja sin control a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora y está previsto que entre en la atmósfera la noche del sábado al domingo, dijo el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

“Por el momento, no tenemos planes de derribar el cohete. Esperamos que impacte en un lugar en el que no dañe a nadie, como el océano u otro sitio similar”, apuntó el jefe del Pentágono en rueda de prensa.

Los medios le preguntaron a Austin si Estados Unidos tenia medios para derribar el cohete, el alto militar respondió que tenían capacidad para hacer muchas cosas, pero por el momento no hay planes para hacerlo.

De acuerdo a la última predicción realizada por The Aerospace Corporation, la reentrada del cuerpo del cohete sería el domingo a las 3:46 (GMT), aunque con una ventana de error de 16 horas.

El regreso del Long March 5B (”Larga Marcha”) no será controlado, por lo que la zona donde se producirá el retorno del cohete de 30 metros será una incógnita hasta seis horas antes del impacto.

El portal SpaceNews alertó: “Será uno de los casos más grandes de reentrada incontrolada de una nave espacial y potencialmente podría aterrizar en un área habitada”.

El vehículo espacial lanzó el jueves para entregar el primer módulo de la nueva estación espacial de la nación asiática, pero en lugar de regresar a un puesto predeterminado en el océano, su reentrada en la atmosfera de la Tierra seá incontrolada, y posiblemente afecte un área habitada.

Jonathan McDowell, un astrónomo que rastrea objetos que orbitan alrededor de la Tierra, dijo a SpaceNews que el camino del Gran Marcha 5b lo lleva 'un poco más al norte que Nueva York, Madrid y Beijing y tan al sur como el sur de Chile y Wellington, Nueva Zelanda, y podría podría aterrizar en cualquier lugar de este rango.

Cuando el cohete cae a la Tierra, la mayor parte podría quemarse en la atmósfera, pero grandes piezas podrían sobrevivir, lo que podría significar problemas si cae en áreas pobladas.

China lanzó Long March 5B a las 11:23 am hora local el jueves para entregar la primera etapa de su próxima estación espacial.

El modular, llamado 'Tianhe', o 'Armonía de los Cielos', se convertirá en el alojamiento de tres miembros de la tripulación de China, una vez que se complete la estructura masiva.

China tiene como objetivo completar su Estación Espacial, conocida como Tiangong (Palacio Celestial) para fines de 2022, informaron los medios estatales, después de que se lancen varios módulos adicionales.

Sin embargo en este lanzamiento, se observó que la etapa del cohete que debiera caer en un lugar predeterminado, se movía lenta e impredeciblemente hacia la Tierra durante los últimos días.

Y SpaceNews dice que la reentrada del vehículo sería uno de los descensos incontrolados más grandes registrados.

Long March 5B tiene unos 100 pies de largo y 16 pies de ancho y, aunque se han dejado en órbita más de 10 toneladas de desechos espaciales que entraran en la Tierra de manera incontrolada, McDowell dijo que `` según los estándares actuales es inaceptable dejar que vuelvan a entrar sin control ''.

China es consciente del descenso descontrolado, pero ha indicado que caerá en un area deshabitada del océano, pero conociendo el historial se le podrá creer ?.

7 de mayo 2021